Talleres | Salsa Cubana

Volver atrás

La salsa nace en la década de los 70 y puede considerarse como la culminación de la evolución de la música cubana. En ella hay elementos de otros ritmos cubanos como el danzón, el son, el chacha, el mambo, la conga… La incorporación de nuevos instrumentos musicales como piano, trompeta o saxofón, junto con el desarrollo del jazz afrocubano, fueron decisivos en la creación de este nuevo ritmo.

Una buena mezcla de libertad creadora de músicos cubanos y portorriqueños afincados en New York, junto con una buena comercialización del producto musical por parte de productoras especializadas, hicieron que la salsa empezara a desarrollarse rápidamente durante la década de los 70, primero por América y después por todo el mundo.

El estilo cubano, también llamado casino para bailar en grupo, como en pareja Timba cubana es el más bailado, con bastante diferencia con respecto a los demás estilos, y suele ser el primero que se aprende. Se baila dentro un círculo, siendo frecuentes los pases o cambios de sitio y las vueltas de los bailarines.

Una forma divertida de aprender la salsa es haciendo rueda casino. Esto tiene sus pros y sus contras. Salvo algunas figuras muy concretas, casi todas las figuras de la rueda se pueden realizar en pareja. Aquellas figuras en las que se cambia de pareja, bastará cambiar el final para poder hacerlas en el baile de pareja, cosa que también ocurre con frecuencia.

A pesar de esto, la salsa cubana se baila de forma libre y espontánea. Salvo los principiantes, no se suele bailar con el patrón típico de paso base con figuras intercaladas, sean de rueda o no. Lo normal, cuando se alcanza un mínimo de soltura, es que se realicen figuras o elementos de figuras enlazándose de manera improvisada, y siempre siguiendo lo que la música vaya sugiriendo al bailarín.

Como en todos los bailes latinos, se admiten dos posiciones de baile: la de pareja abrazada, y con tomadas de una o dos manos. La forma de tomar es muy importante. Hay distintos tipos de agarres según la posición o la figura. Normalmente, la mayor parte del tiempo se baila con pareja abierta, con una mano o ambas manos tomadas, permitiendo una gran libertad de movimientos, giros, enganches y vueltas con cadencia circular.

Para más información escríbenos o llámanos al

+569 4032 6885

Dublé Almeyda #2633, Ñuñoa - Santiago